El Ministerio de Ciencia colaborará con el Trineo de Viento

El Ministerio de Ciencia colaborará con el Trineo de Viento

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades colaborará en la creación de una oferta concreta destinada a los investigadores polares a nivel nacional e internacional que permita la utilización del eco-vehículo polar español Trineo de Viento como plataforma móvil para la ciencia en los territorios polares.

Esta colaboración es el resultado del encuentro mantenido hoy entre el ministro Pedro Duque y los miembros del equipo del Trineo de Viento que han protagonizado la expedición científica Antártida Inexplorada 2018-2019, promovida y dirigida por Ramón Larramendi. Han estado también presentes Sonia Ramos, secretaria Técnica del Comité Polar Español, y los expedicionarios Ignacio Oficialdegui, Hermenegildo Moreno y Manuel Olivera.

Durante la reunión, que se ha prolongado durante más de hora y media, Pedro Duque ha conocido de primera mano los pormenores de esta expedición española, en la que se han desarrollado un total de 10 proyectos científicos nacionales e internacionales y que ha sido la primera de la historia en este continente cero emisiones.

Larramendi, creador del Trineo de Viento, ha señalado al ministro las grandes posibilidades que ofrece esta plataforma móvil para el desarrollo de la ciencia española en territorios polares donde ahora no está presente debido a la gran complejidad logística que supone llegar a los grandes desiertos de hielo en ambos hemisferios.  Asimismo, ha destacado el papel que podrá desempeñar el eco-vehículo como plataforma para la cooperación científica internacional y como emblema para la divulgación de la ciencia tanto en la sociedad en general como en el ámbito educativo.

Para ello, como también ha destacado Larramendi, se precisa del apoyo público a este proyecto tras casi 20 años de desarrollo privado, de forma  que sea posible su continuidad. En este sentido, Duque se ha comprometido a que el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades colaborará con el proyecto para generar una oferta que permita a los científicos de todo el mundo conocer y demandar esta pionera infraestructura española, para lo cual se creará un grupo de trabajo con técnicos ministeriales y del propio proyecto.

El ministro ha mostrado gran interés en conocer los pormenores del funcionamiento del Trineo de Viento en las condiciones más extremas, como las que ha tenido los expedicionarios en la última travesía antártica, así como el desarrollo tecnológico que ha tenido a lo largo del tiempo.

Ramón Larramendi ha señalado a la salida: “Es una gran satisfacción para nosotros el interés del ministro en nuestro proyecto, porque ya hemos demostrado que el Trineo de Viento es eficiente y eficaz para el sistema científico y confiamos en que tenga un gran futuro por delante”