Gran éxito en Gijón del proyecto Trineo de Viento

Gran éxito en Gijón del proyecto Trineo de Viento

El Teatro Jovellanos de la ciudad de Gijón acogió ayer al explorador polar Ramón Larramendi con su aforo prácticamente al completo. El promotor del proyecto Trineo de Viento participaba en la Semana Internacional de Montaña 2014 que se celebra esta semana su 37 edición en la ciudad asturiana. Más de 400 personas acudieron al evento, en el que Larramendi habló de sus expediciones al Ártico y a la Antártida y de este vehículo eólico, cuyo objetivo es ser útil para la investigación científica en los territorios polares.

Antes de la conferencia, el explorador tuvo ocasión de atender a diferentes medios de comunicación, en los que ya adelantó algunos de sus futuros planes expedicionarios en la Antártida para finales de 2015. Durante el evento, que abría las conferencias de la SIM37 2014, tuvo ocasión de responder a muchas preguntas de los asistentes, especialmente interesados en cuestiones técnicas relacionadas con el Trineo de Viento, así como en detalles de su última expedición, la 1ª Circunnavegación a Groenlandia, realizada la pasada primavera a bordo de este vehículo no contaminante.

«Estoy gratamente sorprendido por el interés de los asturianos en mis expediciones y proyectos. No sólo tienen una gran curiosidad por el vehículo y las expediciones, sino que también por la cultura inuit y la situación de Groenlandia. Han sido dos horas muy intensas y estoy muy agradecido por la acogida. Esperemos que España algún día se aproveche de las posibilidades que ofrece el Trineo de Viento para estar más presente en unos territorios en los que es preciso seguir investigando», señalaba el explorador al término del acto.

Larramendi con Carlos Suárez (centro) y Adam Bielecki (derecha).

Larramendi con Carlos Suárez (centro) y Adam Bielecki (derecha).

La Semana Internacional de Montaña, que continúa, cuenta también con la presencia del alpinista polaco Adam Bielecki y del escalador español Carlos Suarez. Ambos estuvieron también presentes en la conferencia de Larramendi. Bielecki es conocido en el mundo del montañismo por dedicarse al llamado «ochomilismo invernal», el más arriesgado que existe. al igual que Larramendi en la Antártida, también Bielecki ha experimentado lo que es estar a 50ºC bajo cero, pero en lo más alto del planeta. En estos momentos prepara su próximo y durísimo reto: alcanzar la cumbre del K2 en invierno, una montaña que se queda con la vida del 50% de los que intentan subirla.

Por su parte, Carlos Suárez, que no participa como ponente en las jornadas, pero si como asistente, comentó a Larramendi su interés en escalar los fiordos del sur de Groenlandia. Suárez es, asimismo, experto en salto BASE (que se realiza con trajes con alas), un deporte de alto riesgo que ya se ha cobrado varias vidas. En junio de este año, falleció su gran amigo Darío Barrio durante una exhibición de esta actividad, mientras que el año anterior, en 2012, en Groenlandia, también perdió la vida Alvaro Bultó .